martes, 26 de abril de 2016

La Virgen de la Peña, Fuerteventura



No podía dejar la ocasión de hablar de la Virgen de la Peña, la Patrona de Fuerteventura.  Más que una aparición en si estaríamos hablando de un milagro que salvó la vida de un monje franciscano y de la aparición de una estatuilla.
La imagen de "La Peñita" como es llamada cariñosamente en la isla de Fuerteventura, es una obra maestra de pequeñas dimensiones, es una figura sencilla, de 23 cm de altura con el Infante situado en sus rodillas. Se cree que fue traída de por Juan de Béthencourt,  y fue encontrada en una pequeña gruta al pie de una peña o pequeña montaña por San Diego de Alcalá y Fray Juan de San Torcaz, monjes franciscanos que vivian en el convento de Betancuria. Se cree que la imagen pudo estar entronizada en la parroquia de Betancuria, de la que hubo de ser salvada y escondida cuando el pirata Jabán destruyó la Villa de Betancuria, para años después ser descubierta en la cuevita bajo la peña.
Fue hacia la segunda mitad del siglo XVII en el que adquiere el patronazgo de Fuerteventura, aunque de manera compartida con la antigua patrona de la isla, la Purísima Concepción que se venera en la Villa de Betancuria, debido a un acuerdo del Cabildo. La devoción dio lugar a algunas expresiones literarias como unas "Coplas a la Virgen de la Peña" aparecidas en el siglo XVIII.
Actualmente la talla de La Peña se encuentra situada en la hornacina central del retablo mayor de la referida ermita de la Vega de Río Palmas, colocada sobre un pedestal dorado y enmarcada por un sol de plata y una media luna dorada. La hornacina que da cobijo a la imagen está decorada con molduras, rocalla y rodeada de inscripciones latinas. La imagen de La Peña presenta los ojos cerrados y roturas en su mano izquierda, y en la cabeza y brazo del niño, hechos que explica la tradición piadosa señalando que la Virgen cerró los ojos para no ver cómo una mora loca mutilaba a su hijo. Precisamente durante la restauración efectuada a la imagen en el año 2000, se pudo constatar que la actual cabeza del niño fue un añadido posterior, y que la original debió perderse en el atentado sufrido por la talla antes citado.
Esta es su historia:
Fray Diego, guardián del convento de Betancuria, un día echa de menos a Fray Juan de Santorcaz, y por su tardanza pregunta a los pastores del lugar si lo habían visto, pues el celo de Fray Juan le hace salir por caminos pedregosos y difíciles a evangelizar. Los pastores dirán que sólo han advertido unas luces y resplandores en el Barranco de Río Palmas.
Fray Diego va barranco abajo con los pastores y otros religiosos. Allí ven flotar el sombrero de Fray Juan sobre las aguas de la presa y en el fondo de la misma al fraile de rodillas y en actitud orante. Uno de los pastores se arrojó a la charca y lo sacó. Al salir, el fraile, que estaba en éxtasis, no tenía ni las ropas mojadas.
Fray Juan contó entonces que, andando por aquellos caminos, había resbalado y cayendo a la charca se encomendó a la Virgen, a la que agradece el milagro de su salvación. Este lugar se llama Buen Paso y Mal Paso.
Ante los resplandores que salían de la peña, decidió Fray Diego, por inspiración divina, atacarla. Al abrirse la roca aparece la escultura blanca de la Virgen con el Niño, que desde entonces se llamó la Virgen de la Peña. Fue llevada la imagen al convento de S. Buenaventura y más tarde, al construirse el santuario en el s. XVII, trasladada al mismo por la devoción popular.
Fuerteventura, 26 de Abril de 2016

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Felices Fiestas

Desde www.aparicionesvirgen.com os deseamos unas Felices Fiestas y un próspero año 2016
Fuerteventura, 23 de Diciembre de 2015
 

domingo, 13 de diciembre de 2015

Apariciones Marianas en Zeitoun, Egipto

Nuestra Señora la Virgen María se apareció en Zeitoun flotando por encima de la Iglesia Cóptica de San Marcos, un altar dedicado a la Sagrada Familia, que de acuerdo a la tradición descansó en ese lugar durante su estancia en Egipto.
Las apariciones, (cientos de ellas) ocurrieron por las noches, y Nuestra Señora siempre estaba rodeada de luz.
La Iglesia Cóptica celebra 32 días de fiesta en honor de la Virgen María. El último día cae el 2 de Abril, y conmemora a la Virgen con el titulo, "Nuestra Señora de la Luz"
A las 8:30 p.m. el Martes 2 de Abril de 1968, Ella se apareció sobre el techo de la Iglesia en posición de rodillas (como invitando a la oración), y rodeada de luz. El primer hombre que la vio, fue un musulmán, Farouk Nohammed Ata, quien estaba recibiendo operaciones para un caso de gangrena. El día siguiente cuando fue al hospital para su próxima operación, fue descubierto y certificado que estaba totalmente curado.(Según reportaje de Watani, un periódico Egipcio, el 21 de Abril de 1968). Otra mujer devota la vio y la reconoció como Nuestra Señora. La primera aparición duró solamente unos pocos minutos.
 
 

Durante los siguientes años, Nuestra Señora continuó apareciéndose en muchas ocasiones especialmente por la noche, algunas veces estaba acompañada de palomas blancas que volaban alrededor de Ella.
Muchas luces se veían en el firmamento precediendo las apariciones como si fueran hermosos diamantes hechos de luz que se dejaban caer de los cielos. Los primeros dos años se apareció por lo menos de dos a tres veces por semana.
Estas apariciones atrajeron largas multitudes por las noches, algunas veces hasta 250.000 personas de todas las creencias, cristianos, judíos, musulmanes,  creyentes y no creyentes.
Las apariciones finalmente terminaron en 1971 dejando una atmósfera de unidad y paz; mucha gente recibió sanaciones milagrosas allí.
Las apariciones fueron aprobadas primero por el Patriarca de la Iglesia Cóptica en Egipto, y después recibieron aprobación de la Iglesia Católica Romana.
El Cardenal Stephanos de la Iglesia Católica hizo todas las investigaciones y las sometió al Papa Paulo VI en Mayo de 1968, quien las aprobó como una visitación de la Madre de Dios.
Algo muy importante de estas apariciones es hecho de que Nuestra Señora fue visible por todas las personas presentes y permitió que se le tomaran fotografías y videos. En este enlace de youtube tienes uno de los videos:
Aunque no dejó mensajes en estas apariciones, Nuestra Señora se apareció muchas veces en posición de rezar como si nos estuviera invitando a rezar.
Si te ha gustado puedes compartir. Un Saludo y buen día.
Fuerteventura, 17 de Abril de 2014

Lagrimas de la Virgen Maria en Siracusa, Italia

Nos traslamos a Italia en este recorrido por las principales apariciones marianas del Siglo XX. Las apariciones nunca dejan de sorprendernos y en esta ocasión nos encontramos con las lacrimaciones de imágenes de la Virgen.
En Siracusa, Sicilia-Italia, ocurrió un hecho prodigioso: El 29, 30, 31 de agosto y 1° de septiembre de 1953, la Virgen derramó lágrimas humanas a través de una escultura de barro cocido del Corazón de María que tenían en su casa los esposos, recién casados, Ángel Janusso, militante comunista y Antonieta Giusti.
La primera vez que sucedió el hecho, ocurrió mientras se encontraba ausente Ángel, que avisado por su hermana regresó a su casa a constatar lo ocurrido; mostrándose incrédulo al comienzo se convenció cuando al contemplar la imagen por repetidas ocasiones, la Virgen empezó nuevamente a llorar en su presencia. Este acontecimiento produjo mucha conmoción en el barrio en el que vivian muchas personas de izquierda, comunistas y protestantes
En 1954, el Papa Pío XII, refiriéndose a las lágrimas derramadas por la Virgen en Siracusa, se dirigió por radio al pueblo siciliano con estas palabras:
“¿Comprenderéis los hombres el arcano lenguaje de aquellas lágrimas de María? Eran sobre el Gólgota lágrimas de compasión por Jesús y de tristeza por los pecados del mundo. ¿Llora todavía por las renovadas llagas producidas en el Cuerpo Místico de Jesús? ¿O llora por tantos hijos a quienes el error y la culpa han apagado la vida de la gracia y ofenden gravemente a la Majestad Divina? ¿O son Lágrimas de espera por el retorno de otros hijos suyos, un día fieles y hoy arrastrados por falsos encantos entre los enemigos de Dios?”.
Como testimonio del milagro ocurrido, se ha levantado un Santuario a donde acuden millares de peregrinos en busca de consuelo, protección, descanso y cura para su cuerpo y alma, siendo muchas las “sanaciones inexplicables” que ha obrado esta imagen del Corazón de María.
De por sí llama poderosamente la atención que la Virgen haya llorado precisamente bajo esta representación. ¿Qué nos habrá querido decir?  Este portento de Siracusa ha sido aprobado por la iglesia.
Fuerteventura, 12 de Febrero de 2014

Aparición Virgen de San Nicolás, Argentina

En esta ocasión, en www.aparicionesvirgen.com cruzamos el Atlántico y nos trasladamos hasta Argentina. A continuación adjuntamos una selección de los mensajes, a mi parecer, más importantes de los muchos recibidos por la vidente.
En San Nicolás (cerca de Buenos Aires, en Argentina), Gladys Quiroga de Mota, madre de familia, de 48 años, dice ver a la Virgen desde el 2 de septiembre de 1983, en el lugar llamado Campito. La Aparición se asemeja a la imagen de Nuestra Señora del Rosario, venerada desde tiempo atrás en la iglesia-catedral. Sonríe y se entristece. El niño que lleva en los brazos no habla. Ella invita a la oración y a la penitencia.
El 7 de octubre pide la edificación de un santuario en el lugar de las apariciones, cerca del domicilio de la vidente. El 13 de octubre recibe ésta un mensaje personal, y el 15 de noviembre, el primer mensaje destinado a ser difundido:
-Yo soy la patrona de esta región. Haz valer mis derechos. Quiero quedarme cerca de ti. El agua es una bendición.
El 17, Gladys rocía a la aparición con agua bendita, como lo había hecho Bernadette en Lourdes y lo hizo Vicka en Medjugorje, el 26 de junio de 1981. Igualmente, la Virgen le sonrió y pronunció palabras de esperanza.
El 19 de noviembre de 1983, recibe un encargo:
«Tú serás un puente para la unión. Anuncia mis palabras».
El 22 de noviembre: «Pronto, quiero quedarme cerca de ti».
El 24 de noviembre Gladys tiene una visión del futuro santuario sobre el Campito, y la Virgen le dice: «Es en este lugar donde quiero quedarme».
El 25 de noviembre: «El Espíritu Santo es tu guía. Debes obedecer. Yo escogí el lugar donde quiero estar. Todo depende de vosotros» . (El singular y el plural se alternan en la locución, según que el mensaje se dirija a Gladys solamente, o a la Iglesia y a todos los presentes.)
El 26 de noviembre: «Mi deseo es estar entre vosotros, para colmaros de bendiciones, de paz, de alegría, y para acercaros al Señor, nuestro Dios».
El 27 de noviembre (primer día de la novena a San Nicolás, patrono de la ciudad), Gladys encuentra una imagen abandonada en el campanario. La Virgen se aparece y le dice: «Me habían olvidado, pero aquí estoy de nuevo. Ponedme aquí. No estéis tristes. Pronto estaré ahí. Deseo quedarme en las orillas del Paraná. Manteneos firmes y no desfallezcáis» .
Era el día de la fiesta litúrgica de la Medalla Milagrosa, en el mes de noviembre, mes de las flores y de María en el hemisferio Sur.
La serie oficial de mensajes (numerados para mayor comodidad) comienza el 17 de noviembre de 1983. Es Jesús quien comunica a Gladys el primero.
Los mensajes no fueron anotados sino desde el 17 de noviembre de aquel año. He aquí los primeros:
N.° 1 (17 de noviembre de 1983): «Regocijaos en mí, mis queridos hijos. Os esperan días gloriosos» .
Los siguientes mensajes son de la Virgen:
N.° 2 (28 noviembre 1983):
Él escucha vuestras súplicas, pero escuchad también vosotros las suyas, obrando como buenos cristianos y escuchando su palabra (...1 No permitáis que haya sufrido en vano su Calvario y su muerte. Resucitado, desea que gocéis de la vida eterna. Sabed llevar vuestra cruz. Aceptadla como él la aceptó. Leed la primera epístola de Pedro 4, 1, 2, y 7 hasta el fin.
N.° 3 (1 diciembre 1983):
Cosecharéis lo que hayáis sembrado. Igualmente, para lo que el Señor dispone. No perdáis el tiempo, porque la noche llega. Aprovechad vuestro tiempo, cuando todavía es de día. Os quiero ver trabajar por mi causa. Gloria a Dios.
Sobre la consagración, el 7 de noviembre de 1984:
¡Ah, hijos míos, quiero corazones fieles y fuertes, que no tiemblen, que se entreguen al deseo de constatar cómo el Señor os hará vivir en Él.
El 7 de diciembre de 1984:
Hijos míos muy queridos: cuando los corazones cambien como han cambiado los vuestros, es obra del Señor, que os ha dado el don de la fe. Tenéis que aumentarla, porque Cristo da su Espíritu a todos los que se le entregan. Amén. Amén.
El 21 de septiembre de 1986:
Que la consagración sea el lazo entre vuestro corazón y el mío.
Y de entre los mensajes más recientes, el número 1.175:
Es pobre no el que no tiene pan, sino el que no tiene a Dios.
N.° 1.185 (30 mayo 1987):
Hija mía, son pocos los que disciernen la importancia de este momento para la humanidad. Por ello pido a mis queridos hijos: vivid este tiempo de gracia, vividlo plenamente, y no tendréis que temer la noche. Gloria al Señor.
N.° 1.192 (6 de junio 1987), día en el que el Papa dirigió el rosario por televisión:
Hija mía: en este momento hay una gran necesidad de oración. En este día, el Señor va a escuchar el Santísimo Rosario como si fuera mi propia voz. Esta plegaria es mi súplica y yo la dirijo a todos los pueblos. La oración debe brotar de un corazón bien dispuesto. Debe ser frecuente y hacerse con amor. No la descuidéis... Es el arma que vencerá al enemigo.
N.° 1.194 (8 junio 1987):
Hija mía: en esta novena rezad todos para que los hombres vuelvan a sentir hambre de Dios. Si esto no sucede, el hombre se perderá irremediablemente. No hay más que una sola posibilidad de salvarse: que el hombre se alimente de Dios. El sufrimiento y el pecado del mundo proceden de una falta de esperanza y de confianza en Dios. El mundo vive en tinieblas, porque no quiere ver la luz. Loado sea el Altísimo.
El 15 de septiembre de 1987:
Reza, hija mía, para que se alivien los dolores que siente mi corazón.
El 21 de septiembre de 1987:
La juventud corre tristemente a su perdición, por la vida fácil y la droga. Ése es el cine que el Maligno le inculca a los jóvenes: todo un enjambre de pecados diversos los separa cada vez más de Dios. Bastaría con que volvieran sus ojos hacia la Madre de Dios, hacia su Madre, y Ella les encaminaría hacia Dios. Que penetren en el corazón de su Madre para oír la voz del Señor. Yo no me escondo. Que nadie me huya. Leed Lucas 12, 29 a 32.
El 24 de septiembre de 1987:
Son numerosos los que, aun siendo creyentes, no se abandonan en mí. Permanecen ajenos a to que les pido. No rezan. Les falta caridad y humildad...
El 25 de septiembre de 1987, cuarto aniversario de las apariciones:
Mi muy querida hija: hace ya cuatro años que to acompaño. Que aquí abro mi corazón. Que aquí bendigo. Que aquí consuelo y ofrezco a toda la humanidad el amor de mi Hijo. Sobre esta tierra escogida por Dios, quiero tener mi morada, desde donde inundaré de amor a cada uno de mis hijos.
El 27 de septiembre de 1987:
Hija mía, éste es el Cristo que ama, éste es el Cristo que pide, éste es el Cristo que espera para obrar en los corazones para su bien. Bendito sea el Señor que quiere la conversión de su pueblo...
El 20 de octubre de 1987:
Yo no olvido nunca a mis hijos, y en este lugar es donde ellos van a recibir mi respuesta de Madre. Aquí, en el campo raso se alzará un santuario con presencia viva de María. No me veréis, pero mi corazón se estremece de amor por mis hijos muy amados. Esta gran casa reunirá a mis hijos. Ella desea unificar el rebaño y purificarlo.
El 23 de noviembre de 1987:
Mis queridos hijos, dadme la prueba de vuestro amor consagrándoos a mi corazón responded a mi llamada y veréis con cuánta ternura os voy a conducir. Amén. Amén.
El 25 de noviembre de 1987:
Hija mía, todos los días 25 de mes acudís en mayor número [...] Mi acción maternal se vuelca en mis hijos. Es la gracia de Dios la que se hace presente y se manifiesta por su Madre. Es el amor de Dios que se hace sentir por su Madre. Es la Misericordia la que el mismo Dios expresa...
El 5 de diciembre de 1987:
Mis queridos hijos, el licor más dulce que podéis beber es la palabra de mi Hijo. Yo la pongo al alcance de todos.
Que el alma se entregue a Dios. Que el alma se abandone en Dios. Loado sea Él. Leed Isaías 52, 6.
El 25 de enero de 1988, día de peregrinación, Nuestra Señora evoca su vida:
En el día de la Anunciación experimenté una alegría incomparable. No comprendía y, sin embargo, mi alegría me impulsaba a pronunciar inmediatamente el sí (...) En Navidad, después de largas horas buscando un alojamiento, llegamos con José a aquel establo, y allí, en una noche tan fría, nació Jesús, muy pobremente, pero abrigado por mi calor maternal [...]. Mi hijo me colmó de gozo desde el instante mismo de su anunciación, y me llena de gozo también ahora permitiéndome en este día estar junto a Él, llamando a las almas a su conversión.
El 27 de enero de 1988:
Cada cosa a su tiempo: hay un tiempo para la tristeza y un tiempo para la alegría. Hay un tiempo en el que esa alegría se pierde y otro tiempo en que se recupera.
El 8 de febrero de 1988:
Hija mía, busco a todos mis hijos, pobres y ricos, creyentes a incrédulos. Todos son mis hijos. Todos me fueron confiados al pie de la Cruz de Cristo. Por eso les pido a todos que sean humildes de corazón, con el fin de agradar al Señor. La humildad es preciosa a los ojos de Dios. La humildad permite al hombre sentirse muy pequeño y desear la proximidad de Dios. Mediante la humildad, mis queridos hijos, merecéis la Gloria del Señor. Bendito sea. Que todos tus hermanos sepan cuánto les ama la Madre. Leed Sofonías 3, 12.
Si los mensajes en este lugar argentino de San Nicolás son generalmente agradables y optimistas, no dejan de aludir a las amenazas que pesan sobre el mundo como consecuencia del pecado.
Dos tercios de la humanidad están corrompidos (13-IX-1986, n.° 966).
Haré que perezca en la tierra todo to que no procede del cielo (30-IX-1987), etc.
Monseñor Domingo Salvador Castagna, obispo de San Nicolás, ha nombrado una comisión de seis sacerdotes que ha examinado los fenómenos espirituales y los mensajes, así como un equipo de médicos, psiquiatras y psicólogos de la Universidad de Salvador, que ya emitieron sus conclusiones, positivas, en 1985-1986. No hallaron ningún error doctrinal en los mensajes, ni alucinaciones ni fenómenos patológicos en Gladys.
El obispo acoge a los peregrinos que acuden en gran cantidad (más de 50.000) el 25 de cada mes, a la misa en la catedral. Por la tarde se organiza una procesión desde la catedral al Campito; a11í se celebra la santa misa, mientras numerosos sacerdotes administran el sacramento de la penitencia. El obispo ha presidido algunas de estas procesiones.
La curia diocesana difunde los mensajes, que se extienden por todo el país.
El 25 de enero de 1987, monseñor Castagna hizo una homilía sobre la pedagogía de Nuestra Señora. Habló de apariciones al Papa Juan Pablo 11 con ocasión de su viaje a Argentina en aquel mismo año. A1 dirigirse hacia Buenos Aires, el Papa rogó al piloto de su avión que sobrevolara el Campito de San Nicolás lo más bajo posible.
El obispo ha decidido la construcción del santuario pedido por la aparición. La municipalidad ha donado el Campito y los donativos de los fieles afluyen para edificar ese templo. El obispo ha colocado ya la primera piedra.
Es decir, se cuida el culto, promovido por las apariciones. Y produce mucho fruto: conversiones, una revitalización de la oración y del fervor, y muchas curaciones, algunas de ellas espectaculares.
También se ven señales en el sol.
Todo parece indicar que se camina hacia un reconocimiento oficial de los hechos. Pero ¿es ello posible antes de terminarse las apariciones?
Desde el punto de vista pastoral, monseñor Castagna ha dado un hermoso ejemplo. Cuando es tan frecuente que las apariciones sean mal acogidas y hasta marginadas lo que genera múltiples riesgos de divisiones, desviaciones y confusión-, el obispo de San Nicolás ha sabido canalizar de manera fecunda la gracia concedida a su diócesis y a las diócesis colindantes.
Yo no digo que toda aparición merezca ser tratada de esta manera. Pero en los últimos años prevalecía la idea de que el rechazo era la solución más razonable, convirtiendo así el hecho, a menudo, en fuente de divisiones y desviaciones que hubieran podido ser evitadas. Donde se ve que florece la verdadera oración, que se practica la obediencia y que abundan los frutos, convendría acoger y dirigir a las masas que acuden llevadas por un impulso interior. Sería el medio más eficaz de prevenir los extravíos de la debilidad humana.

Apariciones Marianas Naju, Corea

Entre los fenómenos en curso, una imagen que derrama lágrimas ha sido localizada en Corea: una imagen de la Virgen que llora desde el 30 de junio de 1985.
Todo comenzó el día dicho a las 11,50 de la noche, en Naju, a unos 350 kilómetros al sudoeste de Seúl, al sur de Kanwju (un millón de habitantes).
En casa de Julio Kim, de 40 años, y de Julia Youn, de 39. (No escribo Kim como apellido de la señora, porque, aunque están casados, en Corea conserva la esposa el apellido de soltera.) Tienen 4 hijos y son católicos desde hace poco tiempo. Tenían en su casa esta imagen de Nuestra Señora (50 cm), colocada sobre un armario.
Julia estaba enferma, deprimida, «¿Para qué tanto sufrir?» , se preguntaba.
El 29 de junio de 1985 hizo una visita a ancianos enfermos. Regresó a casa muy fatigada, pero, sin embargo, rezó el rosario. Fue entonces cuando vio brotar lágrimas de la imagen por primera vez. La noticia se propagó. Algunos días acudieron hasta tres mil personas, en un país donde no hay más que un cuatro por ciento de católicos (en rápida expansión).
La policía se inquietó. Las lágrimas fueron abundantes durante dos meses y medio, y luego empezaron a espaciarse. Julio y Julia se mudaron a un apartamento situado en el segundo piso de un edificio de cuatro plantas sin ascensor. Por consejo de la Virgen, Julia abandonó la dirección de su salón de peluquería popular, que frecuentaban las prostitutas del barrio, y recibió de la Virgen mensajes llamando a la oración, a la conversión, a la reparación, a la penitencia, así como otros especialmente dirigidos a los sacerdotes. En el siguiente enlace de Youtube tienes un video de las lacrimaciones de la estatuilla:

https://youtu.be/55PR_Ao-25U?list=PL5FDDA52C99301A0C

Las primeras lágrimas fueron lágrimas normales, pero luego brotaron lágrimas de sangre (los días 19, 20 y 21 de octubre de 1986). Una de las hijas de Julia, Teresa, entonces de nueve años, fue la primera en verlas. El 25 de octubre las lágrimas de sangre manaban mezcladas con lágrimas corrientes.
El párroco, Johan Park Hi-dong, enseñó unas fotografías del hecho en una reunión de sacerdotes. Las comentaron:
-Coloca la imagen en tu casa y se verá si continúa llorando.
Así lo hizo el 5 de noviembre de 1986, lo que supuso un gran sacrificio para Julia y para Julio. La imagen dejó de llorar.
El 2 de febrero de 1987, Raymond Spies, misionero de origen franco-belga, aconsejó al párroco:
-La imagen pertenece a la familia de Julio y Julia. Es a ella a quien la Virgen transmite sus deseos. Si no llora en la casa rectoral es porque no es ése su sitio.
El párroco consintió en devolver la imagen y, ya en casa de Julia, volvieron las lágrimas: agua y sangre. Era en febrero-marzo. El 23 de abril lloró abundantemente durante cerca de siete horas (desde el mediodía hasta las siete de la tarde); al principio, lágrimas normales, y después, al cabo de un tiempo, lágrimas de sangre.
-Rezad por los sacerdotes del mundo entero -pidió a Julia.
El objeto de su oración y de su compasión es la vida solitaria de los sacerdotes, las críticas, que soportan, el abandono en el que se les tiene.
El día 10 de mayo la Virgen lloró durante la noche, desde las 10 de la noche hasta las 8 de la mañana, en presencia de dos personas: Julia y una visitante
El 30 de junio de 1987, segundo aniversario de las primeras lágrimas, los visitantes fueron numerosos. El párroco celebró una misa, a las 11 de la noche, ante la imagen que lloraba desde hacía algunas horas. Prosiguió así durante la misa. Había 300 personas en el apartamento y en la escalera. Era molesto para los vecinos.
... Entonces se pensó en la conveniencia de buscar un terreno grande, capaz de acoger la imagen y sus numerosos visitantes. Hoy ya está adquirido. El 24 de julio de 1987 la imagen vertió lágrimas nuevamente.
-¿Por qué?
Julia responde:
-La Virgen llora porque las personas, después de haber dado señales de arrepentimiento, no perseveran, no reparan, no se mortifican y rezan poco. Ella pide que se obedezca al Papa, a los obispos, a los sacerdotes. Y sufre por los errores que invaden la Iglesia.
Los principales mensajes se refieren a la conversión y a la oración:
Rezad con fervor el rosario por la paz del mundo. Por la conversión de los pecadores.
Rezad sin cesar por los sacerdotes, que son mis hijos predilectos. Satán despliega todas sus fuerzas contra ellos. Están sometidos a tentaciones. Las ventanas de sus casas se abren sobre tres tentaciones (orgullo, codicia, lujuria). Cerrad esas ventanas. Para destruir los esfuerzos de Satanás hacen falta sacrificios y una oración perseverante. Que las familias resistan al mal. Haced revivir la santidad de las familias. Amaos los unos a
los otros. Sed uno como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son Uno. Sed humildes, permaneced unidos.
Hay demasiadas comuniones sacrílegas. Reparad los sufrimientos que padece mi Hijo. Dad a conocer la importancia de la comunión y de la confesión.
No juzguéis a los demás (Mt 7, 1). Muchos se pierden por formular juicios negativos sobre otros.
Las lágrimas, luego, se han ido espaciando. En los últimos meses:
-El 18 de agosto de 1987: lágrimas normales.
-El 15 de septiembre (fiesta de los Siete Dolores de Nuestra Señora: lágrimas de sangre).
- El 19 de octubre: nuevas lágrimas. En este día, la Virgen pide a Julia que participe en los dolores de su Hijo Jesús.
Ella acepta, pierde el conocimiento y su cuerpo queda en la posición de Jesús en la Cruz. Aparece sangre en el centro
del pie. Aquello duró cerca de hora y cuarto.
Después del 8 de diciembre, las lágrimas de la imagen continuaron hasta el 26 de diciembre a las 3 de la madrugada. Siguieron entre el 13 de enero y el 4 de febrero. Entonces cesaron hasta la primavera.
Entretanto, Julia ha tenido nuevamente los estigmas, esta vez en las manos, con efusión de sangre, el 29 de enero, y después, el 4 de febrero.
El arzobispo de Kwanju se informa con benevolencia y ha ido hasta la entrada de la cerca del terreno donde se encuentra la capilla, a la que se prefiere llamar sala de la Virgen, para no magnificarla. Aquel día, las lágrimas brotaron nuevamente.
¿Qué pensar de esta multiplicación de fenómenos asombrosos en todo el mundo, que irritan a unos y convierten a otros? Ciertamente, lo esencial es el Evangelio, la Eucaristía, los sacramentos. Las señales excepcionales del cielo son accesorias, marginales. Pero son un estimulante que, en cualquier caso, aporta sus frutos. ¿En qué medida estos fenómenos parecen más numerosos, porque las informaciones circulan hoy con más facilidad y son menos censuradas?
¿En qué medida los factores psicológicos debidos a un período inquieto, incluso turbulento, han influido en tal multiplicación? ¿O hasta qué punto esta proliferación de mensajes apremiantes obedece a una situación realmente grave? No estamos en disposición de dar a estas preguntas una respuesta precisa.

Fuerteventura, 18 de Febrero de 2015

Apariciones Marianas de Monte Carmelo, Israel

Viajamos a Monte Carmelo, en Israel. Nos encontramos ante una de las apariciones con más tradición para las gentes del mar y que nos lleva a Tierra Santa.
Según la tradición, la Virgen se apareció sobre una nube a los fieles que investigaban la vida de los profetas Elías y Eliseo en el Monte Carmelo (actual Israel) durante la celebración de Pentecostés. En el monte fundaron un templo en honor a la Virgen y la congregación de los Hermanos de Santa María del Monte Carmelo, que pasó a Europa en el siglo XIII.
Cuenta la tradición que cuando se vieron obligados a abandonar su iglesia hacia 1235, la Virgen se les apareció y les prometió que sería su «Estrella del Mar» y les protegería en su viaje.
El 16 de julio de 1251, la Virgen del Carmen se le habría aparecido en Cambridge (Reino Unido) a San Simón Stock, en respuesta a su petición de ayuda para su oprimida orden. «Toma amado hijo este escapulario de vuestra orden como símbolo de mi confraternidad y especial signo de gracia para vos y todos los Carmelitas; quien quiera que muera en este prenda, no sufrirá el fuego eterno. Es el signo de salvación, defensor en los peligros, prenda de la paz y de esta alianza», cuentan que le dijo al superior general de la orden al entregarle el escapulario, principal signo del culto mariano carmelita.
La devoción mariana hacia la Virgen del Carmen se extendió a muchos países de Europa y América, destacando entre ellos España, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, México, Panamá, Perú y Venezuela.
En España es patrona del mar y también patrona de la Armada Española. Su día es el 16 de julio.
Fuerteventura, 17 de Junio de 2014